¿Cómo realizar una desparasitación correcta en equinos?

Los parásitos internos en equinos provocan diversas patologías que pueden llegar a costarles hasta la vida, por eso es importante seguir algunos protocolos de desparasitación que garantizaran el buen estado de salud del animal y tener presente algunas características al momento de la desparasitación como: el conteo de huevos por gramo en muestras de materia fecal, la edad del equino y que se realizar constantemente test de la zona geográfica donde permanecen los equinos.

Hay numerosos parásitos internos que pueden afectar a un caballo, pero sólo unos pocos que causan comúnmente problemas de salud significativos. Es importante comprender el ciclo de vida de estos parásitos. La prevención y los programas de control exitosos son efectivos porque interrumpen el ciclo de vida de estos insectos.

Los animales jóvenes menores de 3 años se ven principalmente afectados por parásitos como ascaris (parascaris equorum), los animales de esta edad tienen mayor probabilidad de desarrollar enfermedades causadas por parásitos. En los animales adultos los parásitos más comunes son los pequeños strongylos, ellos desarrollan inmunidad a los parásitos y generalmente no desarrollan patologías asociadas a los mismos, su desparasitación solo se debería realizar si se evidencia una carga alta parasitaria por medio del conteo de huevos por gramo en muestras fecales.

– Prevención y Control:

Los programas preventivos para parásitos internos pueden ser divididos en dos áreas básicas:

  1. Manejo: Los programas de manejo que interrumpen el ciclo vital de los parásitos antes que la infestación ocurra, son la clave para un control exitoso. A continuación, se detallan diversos aspectos para tener en cuenta en el manejo de las instalaciones:

– Mantener la densidad de la población dentro de los límites.

– La sanidad en las áreas de establos es esencial.

– El estiércol debe ser correctamente eliminado.

– El pastoreo alternado con rumiantes y los esquemas de rotación de pastos ayudarán a interrumpir el ciclo vital de los parásitos. Pastorear rumiantes en rotación
con caballos reducirá la infestación parasitaria, debido a que la mayoría de los parásitos internos buscan huéspedes específicos.

– La rotación de pastos puede también ayudar a decrecer la incidencia del

sobrepastoreo, por lo tanto, disminuyendo la ingestión de parásitos.

– Agrupar a los caballos por edades en los pastos ayudará a minimizar que los

caballos jóvenes estén en contacto con infestaciones larvales extensas.

– Asegúrese de aislar y desparasitar todas las nuevas incorporaciones a la

explotación o inquilinos temporales.

– Utilizar comederos para el heno y el pienso, pues alimentar a los caballos en el

suelo aumenta el riesgo de infectarse con parásitos. Todos los comederos, baldes y bebederos deberían ser rutinariamente limpiados para prevenir contaminación fecal del alimento o el agua.

  1. Tratamiento Químico: Para eliminar los parásitos han sido desarrolladas distintos tipos de fórmulas químicas y las denominamos antiparasitarios o antihelmínticos. Los más comunes son las ivermectinas, el benzimidazol, y las pirimidas. Estos antihelmínticos están disponibles en diferentes formas físicas (pasta, aditivos de alimento, gel, líquido), y se venden bajo muchos nombres comerciales. Los antiparasitarios son efectivos por distintas vías de administración, la dosis administrada se suele basar en el peso del caballo. Los caballos necesitan ser desparasitados varias veces al año, comenzando a las 4 u 8 semanas de edad.

Los protocolos con tratamiento rotativo, alternar los principios activos de los antihelmínticos, es utilizado para evitar resistencia a un tipo de antihelmínticos. Hay varias estrategias de desparasitación utilizadas en el control parasitario de equinos, y todas tienen ventajas y desventajas. Algunas de las estrategias son: tratamientos a intervalos, rotación anual, tratamiento diario o continuo (como administrar un agente para eliminar larvas de moscas al menos dos veces al año), sin rotación, tratamiento específico, y tratamientos estratégicos.

En el aspecto del manejo poblacional, se debe tomar la mayor cantidad de muestras fecales debido a que cada animal presenta una inmunidad diferente y al tener mayor cantidad de muestras es más acertado el diagnóstico y así mismo definir cuál es el protocolo más adecuado para la desparasitación, teniendo en cuenta el conteo de huevos por gramo que se pueden clasificar en los lotes que presenten mayor o menor eliminación de huevos por gramo y de esta forma se puede determinar con el veterinario de confianza el plan de desparasitación ideal para cada lote.

BAJÓN MIGUEL ROMÁN- Desparasitación Equina. [PDF file]. Recuperado de http://www.hvsmveterinario.com/casosclin/1110Desparasitaci%C3%B3n%20Equina.pdf