Comunicado de rectoría para la comunidad académica

Comunicado No. 15

Con un saludo afectuoso, quiero darles la bienvenida al segundo semestre de este año que sin duda está marcando un hito en la historia de la humanidad y que, por razones conocidas por todos, nos obligó a incorporar de manera intensiva el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en el proceso formativo; donde docentes y estudiantes fueron retados en su talento para desarrollar competencias digitales y en su disciplina y dedicación para ampliar las fronteras de los métodos y medios tradicionales de enseñanza y aprendizaje.

El primer semestre logramos superar el desafío que nos impuso la pandemia y las medidas tomadas por el gobierno. Gracias a la capacidad de adaptación de todos, ahora estamos ad portas de iniciar el segundo semestre con indicadores de pandemia que nos obligan a intensificar las medidas para disminuir el riesgo de contagio y la cultura del autocuidado y el cuidado del otro, que en el caso del Valle de Aburrá implican la medida de “acordeón” para las próximas semanas, con tres días de aislamiento social obligatorio y cuatro días de aislamiento inteligente.

Ante esta situación y poniendo siempre en primer lugar la protección de la vida de todos los miembros de nuestra comunidad académica y sus familias, hemos tomado la decisión de iniciar el semestre, como terminamos el anterior, es decir, con virtualidad 100% mediante clases remotas por Teams y el uso de las herramientas tecnológicas para el acceso a contenidos, la interacción y la evaluación de los resultados de aprendizaje; mientras se aplana la curva de contagio y se evidencian garantías para volver a la alternancia que propone el Ministerio de Educación Nacional, para lo cual ya estamos preparados tanto en el aspecto tecnológico como logístico, en cumplimiento de nuestro protocolo de bioseguridad.

Tal como se hizo en el intersemestral, una vez las condiciones de emergencia sanitaria mejoren, retomaremos las actividades prácticas presenciales de laboratorios, clínica y granja; y eventualmente la alternancia (combinación de virtualidad y presencialidad) cuando superemos la crisis del pico de la pandemia con el aplanamiento de la curva de contagio.

Como Lasallistas, debemos asumir la cultura del cuidado que desde el valor de la fraternidad nos invita a protegernos y proteger a nuestros seres queridos, sin abandonar nuestros proyectos de vida asociados con la educación superior, la superación personal y el servicio a la sociedad.

Cordialmente,

PEDRO JUAN GONZALEZ CARVAJAL

Rector