La innovación educativa de La Salle

La innovación educativa en la actualidad es una de las estrategias que las instituciones han fijado para el mejoramiento de la educación de los estudiantes. La Corporación Universitaria Lasallista se destaca por el legado de innovación que dejó en ella San Juan Bautista de La Salle, Fundador de los Hermanos de las Escuelas Cristianas y Patrono Universal de los Educadores.

San Juan Bautista de La Salle fue un sacerdote, teólogo y pedagogo francés que se destacó por su pensamiento innovador, él consagró su vida en formar maestros destinados a la educación de niños y jóvenes especialmente de bajos recursos una tradición que hoy se mantiene en los principios éticos y profesionales del educador Lasallista.

Es reconocido por el respeto, el trabajo y la educación centrada en la formación integral del estudiante. Por esta razón, en el marco de la celebración del Día del Maestro y de San Juan Bautista de La Salle queremos compartir contigo el patrimonio y vocación del arte de educar que impregnó San Juan Bautista en la pedagogía Lasallista.

  1. Agrupar a los alumnos (Método simultaneo): En la época de La Salle la educación era individual y de paga para las familias más adineradas quienes aprendían a través de esta, las costumbres propias de su clase social. La educación para los pobres era escasa y solo para unos pocos en las escuelas parroquiales. La Salle instaura un modelo de educación simultánea en donde se organiza metodológicamente a un gran número de estudiantes bajo la guía de un maestro. Este será el modelo que instaurarse en la red de escuelas fundadas por La Salle para los pobres preferencialmente.
  2. Enseñanza en la lengua vernácula: La Salle toma distancia de la enseñanza en latín propia de la tradición Romana como lengua universal, para adoptar la enseñanza en lengua nativa (vernácula) en este caso el francés, como lengua hablada y de fácil acceso en las clases populares, lo cual facilitaba el proceso de enseñanza aprendizaje en las escuelas.
  3. Establecer horarios: El modelo educativo tradicional como conocemos hoy, fue instaurado por La Salle en su red de escuelas en el siglo XVII; en las cuales se determinaba un tiempo y secuencia de las lecciones con miras a realizar seguimiento en el avance de los escolares.
  4. Implicar a los padres en la educación de sus hijos: Para La Salle fue importante vincular en el proceso formativo de los estudiantes a los padres de familia, por ello, previo al ingreso de cada estudiante a la escuela, la pregunta que ellos debían contestar era ¿Qué quieren hacer de él? A partir de su respuesta se estructuraba el proceso formativo del estudiante y la relación con la familia.
  5. Establecer una doctrina sobre la enseñanza y administración educativa: La Salle no solo fue innovador en prácticas sino en la sistematización de las mismas, por ello, como fruto de su experiencia y la de sus maestros, generó textos y guías aplicables a la escuela Lasallista en la cual se detallan formas de enseñanza-aprendizaje, formación ciudadana, formación técnica y formación docente, aplicable a la red de escuelas, lo cual fue dando la identidad estructuradora que hoy identifica la educación Lasallista.
  6. Innovar en la formación docente e inclusiva: La Salle no solo se preocupó por brindar una formación de calidad a los pobres sino que también fundó la primera Escuela Normal para formar profesores que pudieran apropiarse de las estrategias y conocimientos propios de la escuela Lasallista, de igual forma y ante la demanda de formación en el saber hacer,  creó escuelas técnicas que fortalecieran habilidades en los estudiantes para ganarse la vida, de igual manera, creo escuelas correccionales para jóvenes con problemas con la Justicia.
  7. Ofrecer educación gratuita a los pobres: Este aporte guarda en si una de las revoluciones mentales más importantes dadas en el siglo XVII y XVIII y es que: el pobre sintiera que la educación era también para él. El determinismo teológico y político había instaurado en los pobres de la época la idea de que la educación solo era para los nobles y que era voluntad de Dios y de su representante el Rey que su condición permaneciera así. La primera revolución educativa de La Salle fue transformar esta mentalidad y mostrarle al pobre que solo a través de la educación podría transformar su condición. Dios no quiere la pobreza, quiere que el hombre se salve y llegue al conocimiento de la verdad y para ello funda las escuelas. MR. 93