Trabajo Seguro en el Centro de Laboratorios

El laboratorio es un espacio diseñado para la realización segura y controlada de un tipo específico de pruebas, en donde la estructura y en general los implementos, materiales, equipos y reactivos varían ampliamente dependiendo de la especificidad de cada Laboratorio, sin embargo, supone el desempeño eficiente y seguro de una serie de normas de conducta y horarios que deben seguirse rigurosamente a manera de protocolo. Para realizar una práctica segura en los Laboratorios es necesario contar con la protección necesaria, entre la que se incluye:

Bata de laboratorio
Gafas de seguridad
Guantes de nitrilo
Zapatos cerrados

Es estrictamente obligatorio el uso de bata manga larga, anti fluidos, la cual debe estar cerrada; su uso protege la piel de riesgos biológicos y de sustancias químicas que pueden derramarse o producir salpicaduras.

En los laboratorios se está expuesto a partículas en proyección, sustancias químicas o riesgos biológicos que pueden ocasionar daños en los ojos o producir la pérdida definitiva de la visión. Se debe evitar el uso de lentes de contacto, ya que éstos pueden reaccionar con vapores y ocasionar daños irreparables a los ojos.

El nitrilo es un material que ofrece protección para una amplia gama de sustancias químicas y biológicas, brindando seguridad en la práctica.

Este tipo de protección está destinado a evitar lesiones por impacto, cohesión o pinchazo, además de proteger los pies de derrames de sustancias químicas y peligros biológicos.

Procedimientos de emergencia

A continuación, se describen algunos procedimientos de emergencia útiles en situaciones de riesgo en el laboratorio:

Lesiones en los ojos: si se produce una salpicadura de algún producto químico diríjase al lavaojos, mantenga los ojos abiertos y enjuáguelos con un flujo abundante de agua durante 15 minutos.

Derrames sobre la piel: lavar inmediatamente con agua abundante durante 15 minutos. Si es sobre la ropa, removerla en la ducha de emergencia, dirigirse al botiquín y usar la sustancia de neutralización.

Quemaduras por objetos calientes: sumergir la parte afectada en agua fría de preferencia con hielo durante 15 minutos y aplicar crema contra quemaduras.

Intoxicación o asfixia por gases: retirar al afectado del lugar en el que se encuentra y conducirlo a un espacio ventilado.

Contaminación microbiológica: si hubo contaminación con algún tipo de derrames biológico, es necesario limpiar la zona afectada con alcohol al 96% y luego lavar y desinfectar con jabón antibacterial.