Retos hacia la calidad integral

Un saludo muy especial a toda la comunidad universitaria en el inicio de este primer período académico de este nuevo año; deseo de corazón que todos sus proyectos personales, familiares, educativos y laborales se desarrollen de acuerdo a los objetivos y planes que se han propuesto.

En el inicio de este 2020, cuyo número en términos de salud visual significa visión normal, espero que con una visión de futuro clara, optimista y focalizada, orienten toda su energía en ser felices haciendo lo que más les gusta y que el buen Dios les colme de bendiciones, para que juntos podamos alinear nuestras metas individuales con los objetivos de la institución de la cual hacemos parte, ya sea como estudiantes, profesores, administrativos o egresados.

Queridos estudiantes, ustedes como miembros activos de esta comunidad universitaria, están aquí para cumplir su sueño de ser buenos profesionales pero también mejores seres humanos; la Corporación Universitaria Lasallista, procura disponer de todos los recursos necesarios para que la formación que en nuestro bello Bio-Campus reciben, sea de calidad y les permita adquirir los conocimientos, habilidades y valores para su realización personal y su contribución al desarrollo sostenible de la sociedad global de la cual hacemos parte. Recuerden que este es un propósito de corresponsabilidad y que no depende solo de la institución, pues el aprendizaje finalmente estará en ustedes, así como su capacidad de aplicar el conocimiento adquirido en la solución de los problemas apremiantes que posee nuestra casa común, el planeta tierra. Aprovechar la oportunidad y el privilegio de estudiar una carrera profesional universitaria es una responsabilidad que como estudiantes tienen ustedes y garantizar una educación de calidad y el éxito académico de ustedes, es el encargo que Dios y la sociedad nos han encomendado.

Apreciados docentes, la responsabilidad social que asumimos en la formación de las nuevas generaciones, nos obliga a asumir con seriedad los retos de la sociedad del siglo XXI, cuya primera década ya prácticamente se consumió y que demanda la capacidad de entender las realidades culturales, sociales, políticas, económicas y ambientales para poder contribuir como guías, tutores y motivadores de nuestros estudiantes. El conocimiento no es exclusivo del docente pues gracias a las TIC – Tecnologías de Información y Comunicación, hoy el acceso a la información se ha democratizado y con esto, la adquisición de conocimiento significativo es potestad del estudiante también por fuera del aula de clase, por lo que el aprendizaje autónomo cobra significado y con este, la lectura crítica y la capacidad de aprender a aprender, que debemos desarrollar en nuestros estudiantes.

Ya los ambientes de aprendizaje no se limitan a un salón de clase con sillas, tablero y tiza en cualquiera de sus formas; el campus universitario, el entorno educativo, las comunidades, los medios de comunicación, las redes sociales y los ambientes virtuales de aprendizaje, todos constituyen ambientes propicios para la enseñanza y el aprendizaje de nuestros estudiantes; en su mayoría de la generación “Centennials”, es decir, hijos del siglo XXI, rodeados de tecnologías, híper-conectados, adictos a las redes sociales, seducidos por la multimedia y viviendo en un mundo convulsionado por cuenta de un sistema insostenible basado en el crecimiento económico y el consumismo ilimitado de recursos limitados, donde nuestra responsabilidad como maestros es brindar las competencias profesionales que les permitan hacer una lectura crítica de su contexto y actuar en consecuencia buscando el bien común y el buen vivir de todos en sus comunidades, en la región, en el país o en cualquiera que fuera su destino futuro como graduados de la Corporación Universitaria Lasallista.

Desde la Vicerrectoría Académica hemos propuesto grandes retos de corto y mediano plazo para contribuir a la ejecución del Plan de Desarrollo 2020-2025 que desde la Rectoría se lidera para el crecimiento y desarrollo de nuestra querida institución. Cinco línea de trabajo en lo académico nos convocan a todos a tener una actitud propositiva y optimista de cara al futuro y toda la disposición al cambio y al trabajo en equipo para cumplir los objetivos misionales y los retos que de manera concertada hemos identificado.

1. Unilasallista Virtual: para el desarrollo de una propuesta educativa sin barreras de tiempo y espacio que permitan el acceso a la información y la construcción colectiva de conocimiento 7X24 a través de nuestra plataforma de E-Learning, con programas de pregrado y posgrado que lleguen a todo el territorio nacional y por supuesto, que trascienda las fronteras al servicio de la humanidad.

2. Ampliación del portafolio: para la creación y oferta de nuevos programas, mediante la creación de la Facultad de Ciencias Empresariales y el proceso de solicitud de Registro Calificado al MEN de programas de pregrado y posgrado en todas nuestras facultades.

3. Descentralización de la oferta educativa: Mediante el trámite de ampliación y extensión de nuestros programas a otras ciudades y municipios del país, aprovechando la presencia de las Obra educativa del Distrito Norandino en Colombia.

4. Formación de Maestros: para el fortalecimiento de las competencias pedagógicas, didácticas, curriculares y tecnológicas de nuestros profesores a través del seminario permanente de Pedagogía Lasallista y diplomados Blended-Learning (programas virtuales con encuentros presenciales) que contribuyan a la calidad del proceso de enseñanza y aprendizaje.

5. Fortalecimiento del Instituto Técnico Lasallista: para brindar una opción de formación técnica para el trabajo y el desarrollo humano que facilite la formación de jóvenes de escasos recursos que facilite su incorporación al mundo del trabajo y su posterior continuidad en la educación superior.

Finalmente, en términos de calidad integral tenemos el reto de renovar la acreditación nuestros programas de Ingeniería de Alimentos, Administración de Empresas Agropecuarias y Licenciatura en Educación Infantil este año, así como iniciar la autoevaluación con fines de acreditación de Medicina Veterinaria y Psicología, además del gran reto iniciar autoevaluación para solicitar la Acreditación Institucional, objetivo estratégico de la Rectoría, con el cual estamos todos comprometidos.

Nuestro lema 2020 establece que “Grandes cosas son posibles” lo cual es muy cierto, pero estas grandes cosas, se hace realidad a partir de las pequeñas cosas que cada día se deben hacer, siempre con la mirada en las metas que nos hemos trazado hacia el futuro, el cual se construye diariamente cuando tenemos una visión clara, la pasión, la convicción y la disciplina para lograrlo.

Les reitero a toda la comunidad académica, mis mejores deseos para que sus vidas sean bendecidas y que todos sus sueños y planes se hagan realidad este 2020.

Su servidor,

Jorge Enrique Gallego Vásquez
Vicerrector Académico
Corporación Universitaria Lasallista